Conoce tu vagina

Recientes estudios señalan que el 80 por ciento de las mujeres adultas nunca se ha mirado sus genitales con un espejo y desconoce aspectos relevantes de su propia fisonomía.

Reacción de Elena, una ejecutiva de marketing, de 42 años, al ser consultada si se había mirado alguna vez su vagina: “No, nunca me he mirado mi vagina; no he tenido ni curiosidad ni necesidad de hacerlo. La verdad es que preferiría no tener que mirarla, porque encuentro que es algo poco atractivo a la vista, que da como nervios, siento que es algo más bien feo, poco estético…”

La gran parte de las mujeres encuestadas siente vergüenza e incomodidad al hablar de su vagina.

Pese a lo anterior, la investigación revela que las jóvenes tienden a ser más abiertas respecto al tema. Muchas se han mirado su vagina con un espejo o han estado en constante contacto táctil con ella desde la adolescencia, siendo un primer paso el uso de tampones. Así lo demuestra Paula, economista de 26 años, “Me la miré para saber cómo ponerme el tampón y me di cuenta de que no la conocía y que estaba ahí, olvidada. Fue un grato descubrimiento”.

La vergüenza asociada a la vagina queda de manifiesto al recordar el revuelo que causó en su momento la pieza teatral Monólogos de la vagina de Eve Ensler, obra que en países como China o Kenia fue incluso prohibida. Pero en los lugares que pudo montarse simplemente batió record de público, demostrando el desconocimiento y la falta de libertad existente en los medios para hablar del tema.

Cómo usar el espejo
Sentada en un lugar cómodo, seguro e iluminado, comience por desvestirse y tocar sus genitales, luego de localizar los labios vaginales mayores (externos), acerque un espejo, de preferencia de bolsillo, y observe los colores y las formas que se le muestran.

Comience distinguiendo su clítoris, diferenciándolo del prepucio clitoroideal. Tóquelo lentamente y verá como la capucha que vestía al clítoris cede, y notará como el clítoris sin protección se vuelve más sensible.

Distinga también el meato urinario (situado dentro de los labios menores, los internos), y más abajo ubique la entrada vaginal. La vagina es parte de su cuerpo y, por lo tanto, de sí misma.

Artículo completo en: http://www.mujereshoy.com/secciones/2012.shtml

Esta entrada fue publicada en cultura coñil, salud higiene. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Conoce tu vagina

  1. joselu1978@live.com dijo:

    Hola otra vez, he cojido gusto a escribir en estos lares, Sólo mando una recomendación, tanto para chicos como para chicas q no conozcan su anatomía, yo la puse en práctica, eso si, a los 13 años como curiosidad de como se desarollaba mi anatomía, es un sustituto del espejo y para mi mucho más interesante; es una cámara de video conectada a un monitor o televisor, y si es posible pasarlo por un grabador. Te puedes ver en tiempo real e incluso grabarte y verte después con más calma, parar la imagen, aumkentar y conocerte al dedillo o detalle. a mi me sirvio paran saber nmuxo de mi y ver el desarrollo de mi adolescencia. Os recomiendo a tod@s q lo proveis. Un abrazo

  2. joselu1978@live.com dijo:

    Es una recomendación q os hago 18 años después de mi “adolescencia”, yan q a mi me ayudo a saber como realmente era.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>