Mantenimiento de la vulva

Es importante que sepas cómo cuidar de tu vulva entre visitas a tu médico. Es muy raro que mujeres adolescentes desarrollen cáncer de la vulva, pero es bueno saber cómo se ve tu vulva cuando está sana — de esa forma puedes detectar cualquier cambio si fuera a ocurrir. Es buena idea que las mujeres empiecen a hacerse exámenes de la vulva ellas mismas (AEV — auto-examen vulvar) a la edad de 18 años, o si tienen menos de 18 años, pero son activas sexualmente. Todo lo que se necesita es un espejo. (Es mejor no hacerte el AEV mientras tienes tu regla o período.)

Para hacerte un AEV, primero encuentra un lugar con bastante luz. Con el espejo en una mano, usa la otra mano para descubrir las partes de tu vulva. Examina cada parte para ver si hay cambios: verrugas, lunares o llagas; cambio en la pigmentación (color de la piel); enrojecimiento o inflamación. Es importante tocar, tanto como mirar la piel, para buscar cambios — algunas veces hay algo debajo de la superficie de la piel que no se puede ver. Solamente necesitas hacerte un AEV una vez al mes, pero hay muchas otras cosas que puedes hacer todos los días para mantener tu vulva saludable.

Picazón, enrojecimiento e irritación de la vulva son bastante comunes y a menudo se pueden prevenir. Los culpables más comunes se encuentran en el baño — está lleno de cosas que pueden irritar la vulva. Cuando te bañes, no uses jabones o jabón en líquido con fragancias o colores en tu vulva — solamente usa agua o un jabón muy suave para manos. ¡Y por favor no uses esponjas allí!

Igualmente, evita usar cualquier cosa con color o fragancia en tu vulva — eso quiere decir ciertas lociones, perfumes, tampones o toallas sanitarias con fragancias, rociadores femeninos, duchas vaginales y papel de inodoro con fragancia. Lo mejor es usar braguitas blancas y completamente de algodón — puede parecer aburrido, ¡pero tu vulva te dará las gracias! Medias apretadas, trajes de baño mojados y ropa para hacer ejercicio que quedan apretadas, de Lycra o spandex, también pueden irritar la vulva. Más aun, puedes dejar de usar ropa interior por la noche para darle a tu vulva una oportunidad de respirar. Y lava tus braguitas blancas de algodón con un jabón suave sin fragancia – detergentes, cloro y suavizantes muchas veces son la causa de irritación de la vulva.

Fuente: teenwire

Esta entrada fue publicada en cultura coñil, salud higiene. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mantenimiento de la vulva

  1. daniel dijo:

    es excelente esta pag. les felicito, ojala y pudieran agregar fotos de chicas contorsionistas, para ver las ventajas de quienes tienen una chica flexible. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>