El coño de una mujer fláccida.

flácido, da o fláccido, da

  1. adj. Flojo, blando, sin consistencia:
    carnes flácidas.

Tras la aclaración del término, hoy veremos cómo es el coño de una mujer fláccida. Expongo la foto a continuación:

cimg0044

A primera vista impacta el gran hueco que deja la zona del ano. Parece que la carne colgara por debajo del coño. Si nos fijamos en el dedo pulgar que sale en la esquina superior izquierda de la foto, vemos que la persona que saca la foto está sujetándola para que eleve su coño. La manera en cómo cae la carne (si bambolea, crea huecos intramusculares*…)  nos da indicios para detectar la fláccidez.

Nos fijamos en sus labios menores. Son muy finos, delgados, y están casi colgantes. La piel es apenas una membrana, casi translúcida, excepto en los bordes, que es cuando los labios se engrosan y cogen consistencia. En la zona baja de la vagina hay una membrana arrugada, que es el “frenillo” de la vagina: Frenulum labiorum pudendi. Si os miráis la vagina, tal vez veréis que por la parte inferior, la vagina está tapada por una membrana, que puede formar parte de los labios menores.

La vagina está muy abierta, y el coño está empapado en sus flujos. El clítoris no se ve; estará debajo del piercing, que debe ser uno de ésos que perforan el capuchón clitoriano. A mi parecer, el piercing no le queda bien, necesita una carne más voluminosa a la que agarrarse y así poder exhibirse el piercing.

Los labios mayores tienen buen volumen, a juzgar por cómo se ve el coño en su cresta, o sea, el monte de Venus. Los labios mayores se separan en forma de embudo, y su abundante carne marca notoriamente la separación. Es un coño tipo abierto, sin duda.

Es asombroso el contraste entre la vivacidad de los labios mayores y la depresión (por así decirlo) de los labios menores.

266217

La chica nos exhibe el coño desde detrás. Vemos que los labios menores sobresalen por entre los mayores, tarea bastante difícil, puesto que son bien gorditos. En consecuencia, se crea el efecto “burguer”:

cono-hamburguesa

Siguiendo con la chica, vemos que sus piernas parecen muy delgadas, y que incluso sus hombros están muy flacos. La primera impresión que me dio al ver la foto, fue que se trataba de una teenager, hasta que era menor.

266216

En esta foto, echada boca arriba, se le notan un par de grandes depresiones en el vientre, una por encima y otra por debajo del ombligo. Eso me hizo pensar que tal vez pasaba hambre. Las piernas, abiertas, son muy delgadas, casi palillos. La carne cuelga de los huesos y tendones. La sospecha de posible anorexia se sumó a la sospecha, ya existente, de que podía tratarse de una menor de edad.

266215

… hasta que, ¡tachán!, se levantó y me demostró de golpe y porrazo que no era ni anoréxica (tal vez bulímica -pensé, por desgracia) ni menor de edad. Tiene unas bubis maduras, y carne abundante en el brazo, y una cara alegre  -también carnosa- que indica que no pasa por nada malo (a saber: anorexia o adolescencia turbulenta).

265960Mirad el brazo: la carne le cae por debajo. Fijaos también en los muslos. Es indudable: no es ni menor ni anoréxica (bulímica, tal vez...), es sólo una mujer muy atractiva, de carnes fláccidas. Y eso fue lo que le otorgó al coño su curiosa personalidad.

265958Finalizamos con ésta, en la cual vemos a la chica acuclillada en la cama, desde arriba. Se le marcan notablemente los huesos. Es otro indicio de fláccidez: si a una tía se le marcan los huesos, sin ser lo suficientemente delgada como para que se le noten ya de por sí, es que no ejercita sus músculos (a lo sumo hará ejercicios aeróbicos, como correr).

Como veis, con analizar una sola foto de un coño, puedes calcular cómo será  físicamente el resto de la chica. Viendo los vivaces labios mayores, supuse que sería joven. La forma de embudo me indicó que la chica no podía tener sobrepeso (esa forma no se da casi en las mujeres con dicha característica). Los labios menores delgados y el frenillo fláccido me parecieron los típicos que se dan entre mujeres que no hacen mucho ejercicio. Por último, el vacío que había en la zona anal me confirmó, sin lugar a dudas, que la mujer tenía carnes fláccidas.

* huecos intramusculares: lo he definido así porque no me venía nada mejor a la mente.

Esta entrada fue publicada en cultura coñil, cultura general. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El coño de una mujer fláccida.

  1. bodkatony dijo:

    Bastante completa esta lección, aunque no muy apetecible esta almeja.
    Saludos!!!!

  2. Juan B dijo:

    En la Florida, diríamos que ella es una señora más hermoso, pero falta tono de músculo. Diana está correcto, ella necesita para ejercitar — correr, nadar, y levantar pesas.

  3. Guayaquileño dijo:

    es una lastima que una mujer con esa piel tan delicada y ese cabello tan bonito tenga tan poco ejercitado su cuerpo…..seria una MAMASITA si lo hiciera….

  4. Maximo dijo:

    Excelente analisis, y ps.. las fotos me gustaron :P
    entonces dices que solo con la foto de la almeja… podrias saber como es toda la chica?

  5. chubi dijo:

    las mujeres con este tipo de piel y que estan en la linea son tan hermosas esa piel tan suave y blanca esas vulvas rosadas… es hasta artistico…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>